CAPÍTULO Y DENOMINACIÓN

Naturaleza, duración, domicilio, ámbito de actuación y régimen jurídico

Artículo 1. Denominación, naturaleza y duración

La Fundación es una entidad sin ánimo de lucro que tiene el patrimonio, los rendimientos y los recursos obtenidos afectados de forma permanente a la realización de las finalidades de interés general previstas en estos estatutos. La fundación se denomina FUNDACIÓ PRIVADA  ÀNGEL SOLER DANIEL.

La Fundación tiene vocación de permanencia y se constituyó con duración indefinida.

Artículo 2. Domicilio

El domicilio de la Fundación queda fijado en la ciudad de Sabadell, calle Amsterdam, *núm. 10-12, piso 2º 2ª , 08207, pudiéndolo trasladar a una otro lugar dentro del territorio de Cataluña , por acuerdo del Patronato y la aprobación del protectorado.

Artículo 3. Ámbito de actuación

La Fundación ejerce sus funciones mayoritariamente en Cataluña. Sin embargo, puede actuar al resto del territorio del Estado español así como a escala internacional.

Artículo 4. Régimen jurídico

La Fundación tiene personalidad jurídica propia y disfruta de plena capacidad jurídica y de obrar por el otorgamiento de su carta fundacional y la inscripción en el Registro de Fundaciones de la Generalitat de Cataluña.

La Fundación se rige por las declaraciones contenidas a la carta fundacional, por las disposiciones legales que le son de aplicación, por las establecidas en estos estatutos y por los acuerdos que adopte el Patronato en el ejercicio de sus funciones.

CAPÍTULO II

Finalidades fundacionales y actividades Artículo

5. Finalidades fundacionales

La Fundación tiene por objeto: la ayuda a los médicos jubilados que por razones de salud, de carencia de medios económicos, de aislamiento familiar, o por cualquier otra causa apreciada entrega por el Patronato, estén necesidados de protección social, o aquellos médicos que tengan la desgracia de perder la razón, sufren toxicomanías, alcoholismo o enfermedades parecidas, y se encuentren sin medios de vida con que sostenerse.

La prestación de ayudas no estará sujeto a ningún tipo de regulación, y quedará a la libre interpretación del Patronato, el cual podrá anularla cuando lo estime oportuno,sin ningún derecho a reclamación por parte del médico afectado, sino se que entre la Fundación y los beneficiarios exista alguno contrate entrega pactada.

Artículo 6. Actividades

Para la consecución de los fines fundacionales, la Fundación desarrolla las actividades que el Patronato considera necesarias directamente y/o en colaboración con otras entidades, instituciones o personas, de acuerdo con el que establece la normativa sobre fundaciones. En concreto, con objeto de llevar a cabo la finalidad fundacional, la Fundación desarrolla las actividades que, sin ánimo exhaustivo, se enumeran a continuación:

Otorgar ayudas económicas, por una sola vez o en forma continuada, o be en cantidades variables, según las circunstancias que concurran en cada caso particular y según la disponibilidad de la Fundación.

Otorgar ayudas económicas indirectas, a los familiares del afectado u otras personas físicas o jurídicas, establecimientos, hospitales, sanatorios u otras corporaciones que se dediquen de una manera concreta a la prestación de idénticas finalidades y servicios a médicos jubilados.

Las actividades relacionadas con los fines fundacionales se tienen que llevar a cabo según las normas que las regulan específicamente, mediante la obtención, si procede, de los permisos o licencias pertinentes.

Artículo 7. Reglas básicas para la aplicación de los recursos a las finalidades

Las rentas y los otros ingresos anuales que obtenga la entidad se tienen que destinar al cumplimiento de los fines fundacionales dentro de los límites establecidos por la legislación vigente.  

La Fundación puede realizar todo tipo de actividad económica, actas, contratos, operaciones y negocios lícitos, sin más restricciones que las impuestas por la legislación aplicable.

Artículo 8. Reglas básicas para la determinación de los beneficiarios

Son beneficiarios de la Fundación todos los médicos jubilados de la provincia de Barcelona y que estén inscritos en el colegio Oficial de médicos de la misma como tales, y traigan, como mínimo, diez años de ejercicio profesional o veinte años de colegiado. Si por cualquier disposición legal desapareciera o se modificas la actual distribución territorial, o la organización colegial obligatoria para los médicos, el Patronato podrá y quedará autorizado para hacerlo, ampliar o reducir su ámbito de actuación territorial en la forma que crea mas oportuna teniendo en cuenta las aportaciones económicas que pueda disponer

Nadie podrá imponer al Patronato limitación de ningún tipo por el otorgamiento de beneficios a personas señaladas y determinadas.

La elección de los beneficiarios lo tiene que llevar a cabo el Patronato, de acuerdo con los principios de imparcialidad y no discriminación

CAPÍTULO III

Régimen económico

Artículo 9. Patrimonio de la Fundación y actividades económicas

El patrimonio de la Fundación queda vinculado al cumplimiento de los fines fundacionales. El patrimonio está integrado:

a) Por la dotación inicial que consta a la carta fundacional.

b) Por todos los bienes y derechos de contenido económico que acepte y reciba la Fundación con el fin de incrementar la dotación

c) Por todos los rendimientos, frutos, rentas y productos, y los otros bienes incorporados al patrimonio de la Fundación por cualquier título o concepto.

Artículo 10. Actas de disposición

La alienación, el gravamen o cualquiera otras actas de disposición de los bienes y derechos que integran el patrimonio fundacional se tiene que hacer a título oneroso y respetando las condiciones de los fundadores o de los donantes de estos bienes. En cualquier caso, el importe obtenido se tiene que reinvertir en la adquisición de otros bienes y derechos que se subroguen en lugar de los alienados o en la mejora de los bienes de la Fundación aplicando el principio de subrogación real.

10.2

Si se dan circunstancias excepcionales que impiden cumplir totalmente o parcialmente el deber de reinversión, el patronato, antes de llevar a cabo el acto de disposición, tiene que presentar una declaración responsable al protectorado en que haga constar que se dan estas circunstancias y tiene que aportar un informe subscrito por técnicos independientes que acredite la necesidad del acto de disposición y las razones que justifican la no reinversión. También tiene que justificar el destino que se dé al producto para que no se reinvierta puesto que tiene que estar siempre dentro de las finalidades de la fundación.  

10.3

En todos los casos, los actos de alienación o gravamen de bienes inmuebles, establecimientos mercantiles o bienes inmuebles, con un valor de mercado superior a 15.000 euros, se tienen que comunicar al protectorado antes de ejecutarlos. Si el valor de mercado supera los 100.000 euros o el 20% del activo de la fundación que resulte del último balance aprobado, el patronato, antes de la perfección del contrato, tiene que presentar una declaración responsable al protectorado en que haga constar que la operación es beneficiosa para la fundación y tiene que aportar un informe subscrito por técnicos independientes que acredite que la operación responde a criterios económico financieros y de mercado. Se exceptúan los actos de alienación de bienes negociados en mercados oficiales si la alienación se hace al menos por el precio de cotización.

10.4

Las alteraciones patrimoniales derivadas de los actos de alienación o gravamen tienen que quedar reflejadas en el inventario de la fundación. La realización de estos actos también se tiene que hacer constar en la memoria de las cuentas anuales.

10.5

Se requiere previa autorización del Protectorado para hacer actas de disposición, gravamen o administración extraordinaria en los casos siguientes:

a) Si el donante lo ha exigido expresamente,

b) Si lo establece una disposición estatutaria

c)Si los bienes o derechos objeto de disposición se han recibido de instituciones públicas o se han adquirido con fondos públicos.

10.6

El Patronato puede hacer, siempre que sea necesario y en conformidad con el que aconsejen la coyuntura económica y la legislación vigente, las modificaciones convenientes en las inversiones del patrimonio fundacional.

Para la realización de actas de disposición sobre los bienes y derechos que constituyan el patrimonio fundacional y para la aceptación de herencias, legados u otros bienes y derechos susceptibles de integrar el capital fundacional, se exige el voto favorable del Patronato por mayoría simple y el cumplimiento de los requisitos legalmente previstos.

10.7. 

Cuando los actos de disposición, alienación o gravamen requieran la adopción de una declaración responsable hará falta el voto favorable de dos tercios del número total de patrones, sin computar los que no puedan votar por razón de conflicto de intereses con la fundación.

Artículo 11. Régimen contable

11.1. 

La Fundación tiene que traer un libro diario y un libro de inventario y de cuentas anuales.

11.2. 

El Patronato de la Fundación tiene que hacer el inventario y tiene que formular las cuentas anuales de manera simultánea y con fecha del día de cierre del ejercicio económico, en conformidad con los principios de contabilidad generalmente admitidos y con las disposiciones que en cada caso sean aplicables.

El ejercicio económico se inicia el 1 de enero de cada año y finaliza el 31 de diciembre.

11.3. 

Las cuentas anuales forman una unidad y están integrados por:

–   El balance de situación,

–   La cuenta de resultados,

–   La cuenta de estado de situación de cambios en el patrimonio limpio,

–   La cuenta de estado de situación de flujos en efectivo y la memoria, en la cual se tiene que completar, ampliar y comentar la información contenida en el balance y en la cuenta de resultados, y se tienen que detallar las actuaciones realizadas en cumplimiento de las finalidades fundacionales y concretar el número de beneficiarios y los servicios que estos han recibido, como también los recursos procedentes otros ejercicios pendientes de destino, si hay, y las sociedades participadas mayoritariamente, con indicación del porcentaje de participación.

11.4. 

La información sobre las declaraciones responsables y sobre la perfección de los actos o contratos que son objeto tiene que formar parte del contenido *mínimo de la memoria de las cuentas anuales.

11.5.  

El Patronato tiene que aprobar dentro de los seis meses siguientes a la fecha de cierre del ejercicio las cuentas anuales, los cuales tiene que presentar en la forma prevista legalmente al Protectorado de la Generalitat de Cataluña para su depósito en el plazo de 30 días a contar de su aprobación.

11.6. 

El Patronato tiene que aprobar y presentar, en relación con las inversiones financieras temporales que realice en el mercado de valores, un informe anual sobre el grado de cumplimiento del código de conducta que tienen que seguir las entidades sin ánimo de lucro, en conformidad con la normativa vigente o con el que disponga la autoridad reguladora.

11.7.

Las cuentas anuales se tienen que someter a una auditoría externa cuando se dan las circunstancias legalmente previstas.

Aunque no se produzcan las circunstancias legalmente previstas porque las cuentas se tengan que someter a una auditoría, si una tercera parte de los patrones la pide por razones justificadas, porque considera que hay alguna circunstancia excepcional en la gestión de la Fundación que aconseja que se lleve a cabo, se tiene que convocar una reunión del Patronato en el plazo máximo de 30 días a contar de la petición, con objeto de acordar de forma motivada la realización o no realización de la auditoría de cuentas solicitada. Si no se convoca el Patronato en el plazo indicado o si, un golpe convocado con cuyo objeto, se acuerda no llevar a cabo la auditoría, los patrones interesados pueden dirigir su petición al Protectorado, de acuerdo con el que establece el Código civil de Cataluña.

Artículo 12. Recursos anuales

Los recursos económicos anuales de la Fundación tienen que estar integrados por:

–   Las rentas y rendimientos producidos por el activo,

–   Los saldos favorables que puedan resultar de las actividades fundacionales y las

–   Subvenciones y otras liberalidades recibidas con cuyo objeto que no tengan que incorporarse al patrimonio fundacional.

Artículo 13. Aplicación obligatoria

La Fundación tiene que destinar al cumplimiento de los fines fundacionales al menos el setenta por ciento de las rentas y otros ingresos limpios anuales obtenidos. El resto lo tiene que destinar o bien al cumplimiento diferido de las finalidades o bien al incremento de sus fondos propios. El Patronato tiene que aprobar la aplicación de los ingresos.

Si la Fundación recibe bienes y derechos sin que se especifique el destino, el Patronato tiene que decidir si tienen que integrar la dotación o tienen que aplicarse directamente a la consecución de los fines fundacionales.

La aplicación de al menos el setenta por ciento de los ingresos al cumplimiento de las finalidades fundacionales, se tiene que hacer efectiva en el plazo de cuatro ejercicios a contar del inicio del siguiente al de la acreditación contable.

Artículo 14. Gastos de funcionamiento

Los gastos derivados del funcionamiento del Patronato y de sus órganos delegados, sin contar con este fin el coste de las funciones de dirección o gerencia, no pueden ser superiores al 15% de los ingresos limpios obtenidos durante el ejercicio.

Artículo 15. Participación en sociedades

La Fundación puede constituir sociedades y participar sin necesidad de autorización previa, salvo que esto comporte la asunción de responsabilidad personal por las deudas sociales.

La Fundación tiene que comunicar al Protectorado en el plazo de 30 días la adquisición y tenencia de acciones o participaciones sociales que le confieran, directamente o indirectamente, el control de sociedades que limiten la responsabilidad de los socios.

En todo caso, el ejercicio por parte de la Fundación de tareas de administración de sociedades tiene que ser compatible con el cumplimiento de los fines fundacionales.

CAPÍTULO IV

Organización y funcionamiento Artículo 16. El Patronato

El Patronato es el órgano de gobierno y de administración de la Fundación, la representa y gestiona, y asume todas las facultades y funciones necesarias para la consecución de los fines fundacionales.

El Patronato puede nombrar un director y/o un Comité de dirección

Artículo 17. Composición del Patronato y requisitos para ser miembro

El Patronato es un órgano colegiado integrado por personas físicas y constituido por un mínimo de 3 miembros y un máximo de 12 miembros.

El Patronato estará constituido por:

–   Un representado de la Junta de la Sección de Médicos Jubilados del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona

–   Un representante de *Mutual *Medica de Cataluña y Baleares

–   Un representante del *Montepio Sans Solà

–   Un representante de Asistencia Sanitaria Colegial

–   Un representante de la Fundación Medico Catalana

– Un miembro de la familia del Dr. Àngel Soler Daniel.

El Patronato podrá ampliar el número de sus componentes actuales, hasta un máximo de seis, con el nombramiento de personas físicas, o representantes de entidades que se hayan distinguido pe una especial protección de la Fundación. Se requerirá la aprobación por unanimidad del Patronato por estos nombramientos

Podrá ser miembro del Patronato cualquier persona física con capacidad de obrar llena; que no se encuentre inhabilitada o incapacitada para ejercer funciones o cargos públicos o para administrar bienes y no haya sido condenada por delitos contra el patrimonio o contra el orden socioeconómico o por delitos de falsedad.

Las personas jurídicas tienen que estar representadas en el Patronato, de una manera estable, por la persona en quien recaiga esta función de acuerdo con las normas que las regulen, o por la persona que designio con este fin el correspondiente órgano competente.

Artículo 18. Designación, renovación y ejercicio del cargo

El primer Patronato fue designado a la carta fundacional. Los nombramientos de nuevos patrones, su renovación y el cobriment corresponde:

Los representantes de entidades serán nombrados por las Juntas Directivas respectivas con tal que sean médicos jubilados.

El familiar del Dr Àngel Soler Daniel será nombrado por los miembros del patronato. Los patrones facultativos serán escogidos por los Patrones miembros.

Los Patrones ejercen su cargo por un periodo de 4 años y pueden ser reelegidos indefinidamente.

Los miembros del Patronato entran en funciones desprendido de haber aceptado expresamente el cargo mediante alguna de las formas establecidas en la legislación aplicable.

Artículo 19. Gratuidad

Los patrones ejercen el cargo gratuitamente, sin perjuicio del derecho a ser reembolsados de los gastos debidamente justificados y a la indemnización por los daños que los ocasione el desarrollo de las funciones propias del cargo.

Los patrones pueden establecer una relación laboral o profesional retribuida con la fundación siempre que se articule mediante un contrato que determine claramente las tareas laborales o profesionales que se retribuyen. En todo caso, estas tareas laborales o profesionales retribuidas tienen que ser diferentes de las tareas y funciones que son propias del cargo de patrón.

El patronato, antes de la formalización del contrato del patrón con la fundación, tiene que presentar al protectorado la declaración responsable.

Artículo 20. Facultades y delegación de funciones

Corresponden al Patronato todas las facultades que tiene estatutariamente atribuidas y, en general, las que requiera para la consecución de los fines fundacionales, sin más excepciones que las establecidas en la legislación aplicable y en estos estatutos.

El Patronato puede delegar sus funciones en conformidad con estos estatutos y la legislación aplicable, a un Comité de dirección. En todo caso, son *indelegables y corresponden al Patronato con carácter exclusivo las facultades siguientes:

a) La modificación de los estatutos.

b)  La fusión, la escisión o la disolución de la Fundación.

c)  La elaboración y la aprobación del presupuesto y de los documentos que integran las cuentas anuales.

d)  Los actos de disposición sobre bienes que, en conjunto o individualmente, tengan un valor superior a una vigésima parte del activo de la Fundación, salvo que se trate de la venta de títulos valor con cotización oficial por un precio que sea al menos el de cotización. Aun así, se pueden hacer apoderamientos para el otorgamiento del acto correspondiente en las condiciones aprobadas por el Patronato.

e) La constitución o la dotación de otra persona jurídica.

f)   La fusión, la escisión y la cesión de todos o de una parte de los activos y los pasivos.

g)  La disolución de sociedades u otras personas jurídicas.

h)  Los que requieren la autorización o aprobación del Protectorado o la adopción de una declaración responsable

i) La adopción y formalización de las declaraciones responsables

j) El Patronato puede delegar, quitando las anteriores, sus funciones en conformidad con estos estatutos y la legislación aplicable, sin que esta delegación los exima de responsabilidad. Si la delegación se hace en mas de una persona, esta es hará de forma mancomunada excepto que expresamente se establezca que sea solidaria. La Delegación de funciones constará en acta y será inscribible en el Registro de Fundaciones.

El que dispone este artículo se tiene que entender sin perjuicio de las autorizaciones del Protectorado que sean necesarias o de las comunicaciones que se le tengan que hacer en conformidad con la legislación vigente.

Artículo 21. Régimen de convocatoria

21.1. 

El Patronato se reúne en sesión ordinaria al menos un vez al trimestre, y obligatoriamente durante el primer semestre del año natural con el fin de aprobar las cuentas anuales del ejercicio anterior y liquidar el presupuesto

Se tiene que reunir en sesión extraordinaria, previa convocatoria y a iniciativa de su presidente/a, tantas veces como este/a lo considere necesario para el buen funcionamiento de la Fundación. También se tiene que reunir cuando lo solicite una cuarta parte de sus miembros, y en este caso la reunión se tendrá que hacer dentro de los treinta días siguientes a la solicitud

21.2. 

El Patronato se puede reunir excepcionalmente mediante videoconferencia, multiconferència o cualquiera otro sistema que no implique la presencia física de los patrones. En estos casos es necesario garantizar la identificación de los asistentes a la reunión, la continuidad en la comunicación, la posibilidad de intervenir en las deliberaciones y la emisión del voto. La reunión se tiene que entender celebrada en el lugar donde se encuentre el presidente. En las reuniones virtuales se tienen que considerar patrones asistentes aquellos que hayan participado en la multiconferència y/o videoconferencia. La convocatoria de las reuniones corresponde al presidente y tiene que contener la orden del día de todos aquellos asuntos que se tienen que tratar en la reunión, fuera de los cuales no se pueden tomar acuerdos válidos.

21.3. 

La convocatoria será cursada por el Secretario, con un mínimo de 15 días de antelación a la fecha que tiene que tener lugar la reunión, y tiene que indicar la Orden del Día, el lugar, el día y la hora.

Artículo 22. Cargos

El Patronato nombrará como mínimo un presidente o presidenta, que será el familiar del Dr. Àngel Soler Daniel y un secretario o secretaria que será designado por el Presidente ,podrá no tener la condición de patrón, en este último caso asistirá a las reuniones con voz pero sin voto. Los patrones que no ocupan cabeza de estos cargos tienen la condición de vocales.

Artículo 23. El presidente o presidenta

Por delegación permanente del Patronato corresponde al presidente/a y, en su ausencia o imposibilidad al miembro que designe el Patronato ejercer las facultades siguientes:

a)  Representar institucionalmente la Fundación.

b)  Ordenar la convocatoria, fijar la orden del día y presidir, suspender y levantar las sesiones del Patronato, así como dirigir las deliberaciones.

c)  Decidir con su voto de calidad el resultado de las votaciones en caso de empate.

d)  El resto de facultades indicadas en estos estatutos y aquellas que le sean expresamente encomendadas por el Patronato, de acuerdo con el que prevé la normativa aplicable.

Artículo 24. El secretario o secretaria

El secretario/aria convoca, en nombre del presidente/a, las reuniones del Patronato y extiende las actas, conserva el libro de actas y entrega los certificados con el visto bueno del presidente/a o por orden, en su ausencia, de quien lo sustituya.

Así mismo ejerce las otras funciones que son inherentes en su cargo y le atribuyen estos estatutos.

Artículo 25. Manera de deliberar y adoptar acuerdos

El Patronato queda válidamente constituido cuando asisten a la reunión, la mitad más uno de sus miembros.

Cada patrón presente tiene un voto y no se admiten delegaciones, los acuerdos se adoptan por mayoría simple de votos. En caso de empate decide el voto de calidad del presidente/a.

El director/a, si no es patrón, puede asistir con voz pero sin voto a las reuniones del Patronato cuando está convocado. Si tiene la condición de patrón, puede asistir con voz y voto.

El Patronato también puede invitar a asistir a las reuniones, con voz y sin voto, las personas que considere conveniente. También pueden asistir a estas reuniones, con voz y sin voto, las personas que el Patronato considere conveniente invitar.

Artículo 26. Mayoría cualificada

Será necesario el voto favorable de 2/3 de los miembros de los patrones asistentes para la adopción de los siguientes acuerdos:

a)  Modificación de la finalidad fundacional y de los Estatutos.

b)  Escisión, fusión o disolución

c)  La adopción de declaraciones responsables por el patronato.

Artículo 27. De las actas

De cada reunión, el secretario/aria tiene que levantar el acta correspondiente, que tiene que incluir la fecha, el lugar, la orden del día, las persones asistentes, un resumen de los asuntos tratados, las intervenciones de que se haya solicitado que quede constancia y los acuerdos adoptados, con indicación del resultado de las votaciones y de las mayorías.

Las actas tienen que ser redactadas y firmadas por el secretario/aria con el visto bueno del presidente/a y pueden ser aprobadas por el Patronato a continuación de haberse realizado la sesión correspondiente o bien en la próxima reunión. Sin embargo, los acuerdos tienen fuerza ejecutiva desde su adopción, excepto si se prevé expresamente, en los estatutos o a la hora de adoptar el acuerdo, que no son ejecutivos hasta la aprobación del acta. Si son de inscripción obligatoria, tienen fuerza ejecutiva desde el momento de la inscripción.

La Fundación tiene que traer un libro de actas en el cual consten todas las que hayan sido aprobadas por el Patronato.

Artículo 28. Conflicto de intereses

Para garantizar la transparencia y evitar situaciones de conflicto entre los intereses de la fundación y el interés personal de los miembros del patronato y el resto de personas que indica el artículo 312-9.3.del libro tercero del Código Civil de Cataluña se establecen las siguientes reglas:

a)   Los patrones y las personas indicadas en el artículo 312-9.3 tienen que abstenerse de participar en todo tipo de negocios y actividades financieras que puedan comprometer la objetividad en la gestión de la Fundación.

b)            Los patrones y las personas indicadas en el artículo 312-9.3 no pueden participar en sociedades constituidas o participadas por la Fundación.

c)  No se pueden establecer contratos de compraventa o arrendamiento de bienes inmuebles o de bienes muebles de extraordinario valor, de préstamo de dinero, ni de prestación de servicios retribuidos entre la Fundación y los patrones y las personas indicadas en el artículo 312-9.3.

d)  Los patrones y las personas que se equiparon, de acuerdo con el artículo 312-9.3, sólo pueden realizar operaciones con la fundación si queda suficientemente acreditada la necesidad y la prevalencia de los intereses de la fundación sobre los particulares del patrón o persona equiparada. Antes de llevar a cabo la operación, el patronato tiene que adoptar una declaración responsable y lo tiene que presentar al protectorado junto con la documentación justificativa pertinente, de acuerdo con el que dispone el artículo 332-13.2

Artículo 29. Cese

1. Los patrones cesan en el cargo por las causas siguientes:

a) Muerto o declaración de ausencia, en el caso de las personas físicas, o extinción, en el caso de las personas jurídicas.

b) Incapacitado o inhabilitación.

c)  Cese de la persona en el cargo por razón del cual formaba parte del Patronato.

d)  Finalización del plazo del mandato, salvo que se renueve.

e)  Renuncia notificada al Patronato.

f)   Sentencia judicial firme que estime la acción de responsabilidad por daños a la Fundación o que decrete la remoción del cargo.

g)  Las otras que establecen la ley o los estatutos.

2. La renuncia al cargo de patrón tiene que constar de cualquier de las formas establecidas para la aceptación del cargo, pero sólo produce efectos ante terceros cuando se inscribe en el Registro de Fundaciones.

CAPÍTULO V

Regulación otros órganos. Composición y funciones

Artículo 30. El director o directora general

El Patronato puede nombrar un director o directora que desarrolle la dirección ejecutiva de la Fundación. Este cargo puede ser ocupado por un patrón, caso en que la relación laboral o profesional se tiene que articular mediante un contrato que determine claramente las tareas laborales o profesionales que se retribuyen, las cuales tienen que ser diferentes de las propias del cargo de patrón.

El cargo de director/a puede ser retribuido, en los términos que se consideran adecuados a la naturaleza y a la representatividad propias del cargo y a sus funciones.

Cuando no es patrón, el director/a asiste a todas las reuniones del Patronato a que se lo convoca y puede intervenir con voz pero sin voto. Corresponde al director ejercer las facultades siguientes:

la dirección administrativa de la Fundación, gestionar las actuaciones necesarias para llevar a buen término la realización de las actividades concretas, aprobadas por los órganos de decisión.

la organización de los servicios, distribución del trabajo y proponer al patronato y/o la Comisión permanente el nombramiento y despido del personal así como *las suyas remuneraciones.

Organizar la contabilidad general de la Fundación , prepara los presupuestos ordinarios y extraordinarios, traer la estadística necesaria para realizar la memoria.

Todas aquellas otras funciones que se asignen a la dirección de forma expresa.

CAPÍTULO VI

Modificaciones estatutarias y estructurales y disolución

Artículo 31. Modificaciones estatutarias y estructurales y disolución

El Patronato, mediante un acuerdo adoptado en conformidad con el artículo 26 de estos estatutos y la normativa aplicable, y previa convocatoria expresa, puede modificar los estatutos, acordar la fusión, la escisión o la disolución o extinción de la Fundación, con la autorización del Protectorado de acuerdo con la legislación aplicable.

Artículo 32. Causas de disolución

La Fundación se disolverá por las causas siguientes:

a)  Cumplimiento íntegro de la finalidad para la cual se ha constituido o imposibilidad de lograrla, salvo que sea procedente de modificarla y que el Patronato acuerde la modificación.

b)  *Ilícito civil o penal de sus actividades o finalidades declarada por una sentencia firme.

c)  Apertura de la fase de liquidación en el concurso.

d)  Las otras que establecen la ley o los estatutos.

Artículo 33. Procedimiento de disolución y destino de su patrimonio

B) Cesión global

  1. La disolución de la Fundación requiere el acuerdo motivado del Patronato adoptado en conformidad con el artículo 26 de estos estatutos y tiene que ser aprobada por el Protectorado.
  2. La disolución de la Fundación abre el periodo de liquidación, la cual tienen que llevar a cabo el Patronato, los liquidadores, si hay, o, subsidiariamente, el Protectorado.

La extinción determina la cesión global de todos los activos y los pasivos de la Fundación. Esta cesión global, un golpe determinados el activo y el pasivo, se tiene que publicar en los términos exigidos por la normativa vigente y, con la autorización previa del Protectorado, se tiene que adjudicar el patrimonio a otras fundaciones o entidades sin ánimo de lucro con finalidades análogas a las de la Fundación o bien a entidades públicas. En todo caso, las entidades destinatarias del patrimonio tienen que ser entidades beneficiarias del mecenazgo de acuerdo con la legislación fiscal vigente.

  1. Si no se puede hacer una cesión global, hay que proceder a la liquidación de los activos y los pasivos, y al haber que en resulta se le tiene que dar la aplicación establecida en el apartado 2.

 

Copyright © 2020. Powered by WordPress & Romangie Theme.